Reducción de CO2 en industria marítima tardaría medio siglo

Reducción de CO2 en industria marítima tardaría medio siglo

Manouvering container shipRecién a mediados de siglo la industria del transporte marítimo podría alcanzar los niveles de reducción de emisiones de CO2 impuestas por el Acuerdo de Paris, según revela el informe anual de la cámara internacional de transporte marítimo ICS- por sus siglas en inglés.

Dada la magnitud de la industria del transporte marítimo, se puede afirmar que los tiempos impuestos para alcanzar avances y regulaciones establecidas es mayor cuando de barcos se trata. El Acuerdo de Paris, regulación impartida por la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas 2015, busca limitar las emisiones de CO2 en diversas industrias a nivel mundial para que el promedio del aumento de las temperaturas a nivel mundial no supere el rango de 1,5 a 2Cº.

Esta medida ambientalista afecta, mayoritariamente, a las diversas industrias de transporte, ya que su principal fuente de energía son los combustibles fósiles, responsables de las emisiones de CO2. Según indica el reporte de la ICS, la gran mayoría de las naciones han diseñado sus propias directrices sobre la reducción de emisiones de CO2, pero muchas de ellas no consideran a la industria del transporte marítimo, ya que la responsabilidad de regular esta área le corresponde a la Organización Marítima Internacional (OMI).

Todos los esfuerzos son necesarios

La industria del transporte marítimo es la más eficiente en términos de consumo de combustible, habiendo reducido drásticamente las emisiones por tonelada de carga movilizada en un kilómetro en los últimos años. Incluso, la OMI estableció una regulación exigiendo que las naves construidas al 2025 sean un 30% más eficientes que las fabricadas en la década del 2000. Mientras, las regulaciones ambientales de la Convención MARPOL aplican al 95% de la flota mundial. Y existen los datos para demostrarlo: según la OMI, el total de emisiones de CO2 tuvo una reducción sobre el 10% entre 2007 y 2012, a pesar del aumento en el comercio marítimo.

Sin embargo, a pesar de todas las medidas tomadas para la reducción constante de las emisiones de CO2, los límites impuestos por el Acuerdo de Paris dejan a la industria del transporte marítimo lejos de alcanzar las metas en el tiempo requerido, forzando a la OMI a tomar medidas adicionales de restricción.

Los avances son lentos en este respecto. La UE está implementando un sistema de monitoreo de las emisiones de CO2 de las naves y la OMI está mirando el modelo para usarlo a gran escala como Medida Basada en el Mercado global (MBM).

El gentil gigante

Sin embargo, con el aumento de la flota mundial se espera que las emisiones de CO2 continúen su incremento, lo cual presenta un desafío permanente. ICS declara que una efectiva medida que ayudaría a la industria del transporte marítimo es la implementación de un sistema de monitoreo y recolección de datos obligatorio en el menor plazo posible, y que podría entrar en operación el 2018. Esta información facilitaría a la OMI la consolidación de medidas concretas para la industria.

El tiempo pareciera ser el enemigo más implacable en esta batalla contra el calentamiento global: mientras antes se tomen medidas, menor será el daño final. Pero como todas las industrias son distintas en su naturaleza y sus necesidades, el tiempo que cada una necesita para reducir las emisiones de carbono también es diferente. Considerando que la industria del transporte marítimo seguirá necesitando los combustibles fósiles como energía, es altamente probable que sea la última gran industria en alcanzar las metas de emisión de carbono.

Una medida de gran controversia que se ha considerado en algunos países es aplicar impuestos a los combustibles o a naves extranjeras, pero podría resultar en un alto impacto económico en una industria que está en un frágil estado financiero.

Lo importante es alcanzar una solución que no perjudique a una u otra parte. Para eso, ICS considera primordial la creación de una regulación ambiental universal, de manera de detener la proliferación de reglas regionales que podrían terminar por entorpecer el comercio internacional.

Por Mundo marítimo

Compartir

Deja un comentario