La Histórica Ruta Del Camino Real

La Histórica  Ruta Del Camino Real

Emprendedores recuperan la memoria histórica de la primera ruta de la Región de Los Lagos.Casi 200 años le costó a la Corona Española concretar la construcción de un camino que uniera Valdivia y Chiloé, para eso debieron “abrir camino” en áreas como la selva valdiviana y la Cordillera de la Costa entre las actuales comunas de San Pablo y Maullín.

Finalmente a fines del siglo XVIII finalizó la construcción del Camino Real, la primera ruta de la Región de Los Lagos. Sin embargo, con la llegada del Ferrocarril y después de la construcción de la Ruta 5 Sur este camino colonial pasó al olvido. Actualmente, comunas como Fresia apostaron por un turismo que, en unión con emprendedores locales, recorre los paisajes por donde hace dos siglos atrás circulaban caballos y carretas con diversas mercancías.

 A comienzos del siglo XVII la Corona Española enfocó todos sus esfuerzos en abrir un camino que uniera las plazas de Valdivia y Chiloé con dos objetivos muy concretos. En primera lugar, una vía terrestre para comunicar estos dos puntos de dominio español, que en esa época formaban parte de la Capitanía General de Chile y, en segundo lugar, adelantarse al expansionismo del Imperio Británico en el extremo sur de América.

Tras varios intentos fallidos, especialmente por los conflictos con los pueblos originarios que eran de la zona, se logró iniciar el “Camino Real” a fines del siglo XVIII, precisamente en 1786 por orden del Rey Carlos V. Sin embargo, los inconvenientes para su concreción continuaron, esto, debido a las estrategias de los Gobernadores de Valdivia y Chiloé para abrir la huella del Camino Real. Mientras el Gobernador de Valdivia, Mariano Pusterla y Sacre, quería un acuerdo con los Huilliches para construir el Camino Real en la zona norte. El Gobernador de Chiloé, Francisco Hurtado, se enfrentó a los indígenas en la parte sur. Dos años después, en 1788, los representantes de la Corona Española llegaron a un acuerdo con los Huilliches para construir el Camino Real, conocido como el Tratado de Paz de Río Bueno, firmado a orillas del río del mismo nombre en febrero de 1789, y refrendado en el Parlamento de Las Canoas, firmado en el Río Rahue en 1793. El punto clave del Camino Real era que pasara por la Ruinas de Osorno. Esta ciudad fue fue refundada después de este tratado en la ubicación que tiene actualmente. En cierto grado, el objetivo se logró, porque la vía terrestre, conocida hoy como el Camino Real finalmente fue construida y el Imperio Británico no se extendió hacia la parte continental de América del Sur. Sin embargo, los británicos establecieron una pequeña colonia en las Islas Malvinas, que mantienen hasta nuestros días. Este territorio es reclamado por la República Argentina.

DESCRIPCIÓN DEL CAMINO REAL

En la actual Región de Los Lagos, este camino tiene su inicio y término en sus dos ríos de mayor envergadura: el Río Bueno en el norte y el Maullín en el sur. Después del Río Bueno, el Camino Real pasa por las actuales comunas de San Pablo, Osorno, Río Negro y Purranque en la Provincia de Osorno; Fresia, Frutillar, Los Muermos y Maullín en la Provincia de Llanquihue. Son 154 km que atraviesan 7 comunas y dos provincias de la Región de Los Lagos.

Este camino, estratégico hace dos siglos, se internaba en lo más profundo de la selva Valdiviana en su zona norte, después, por la depresión intermedia en las zonas de San Pablo, Osorno, Río Negro y Purranque, para comenzar a atravesar la cordillera de la costa en las localidades Fresia, la zona oeste de la actual comuna de Frutillar y Los Muermos, para, finalmente, llegar a la costa en el pueblo de Carelmapu, un punto estratégico hacia el Pacífico y de cruce a Chiloé en la época colonial. Además, el Camino Real atraviesa los ríos Bueno, Rahue y Maullín. En la actualidad, el Camino Real es parte de la zona urbana de Osorno en el sector de Rahue Alto (Avenida Real). También pasa por zonas pobladas Rió Negro, Los Muermos y Maullín

Los años han pasado y la importancia estratégica que tuvo el Camino Real desde fines del siglo XVIII hasta principios del siglo XX fué quedando en el pasado como un recuerdo lejano. Esto, debido a que a principios del siglo XX el Ferrocarril rediseñó el mapa logístico de esa época, que era el objetivo del Camino Real, el intercambio de mercancías entre Valdivia y Chiloé.

Pero en la segunda parte del siglo XX, el ferrocarril es reemplazado por la red vial conocida actualmente como Ruta 5 Sur, que orientó definitivamente el desarrollo hacia la zona este de la Región de Los Lagos, dejando en el olvido tanto económico como social a muchas de las comunas que forman parte del Camino Real. La Ruta 5 Sur trajo desarrollo a toda la zona este de las provincias de Osorno y Llanquihue. Comunas como Frutillar, Llanquihue, Puerto Varas y, principalmente, Osorno y Puerto Montt, adquieren el protagonismo en todos los ámbitos de la vida económica, social y cultural de la región. En el caso de Puerto Montt, esta ciudad ni siquiera había sido fundada cuando se concretó el Camino Real a fines del siglo XVIII.

Actualmente, las ciudades ubicadas al oeste de la Provincia de Llanquihue, como Fresia, Los Muermos y Maullín, son ciudades que cuentan con menos recursos y poca infraestructura si se comparan con ciudades como Puerto Varas, Llanquihue y Frutillar.

RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA

Debido a este desbalance, la comuna de Fresia decidió iniciar un proceso de recuperación histórica de la historia de su comuna. De hecho, fue en plena cordillera del Sarao, el lugar donde se desarrolló la última batalla entre el Ejército Real Español y el Ejército Patriota de Chile el 6 de marzo de 1820, con triunfo para los chilenos. El desarrollo de la mano del turismo, recordando el paso de españoles y chilenos, junto al inmenso legado indígena son la apuesta de Fresia para orientar a los turistas a la zona oeste de la Provincia de Llanquihue.

Para el alcalde de Fresia, Rodrigo Guarda, el Camino Real tiene gran importancia porque abre grandes posibilidades a quienes viven en sus alrededores para desarrollar emprendimientos, algunos incipientes y otros ya consolidados, que lleven a la creación de un nuevo destino turístico donde se encuentra una oferta variada y atractiva para el visitante, “donde la cultura mapuche huilliche, aquello que representa y recuerda la colonización alemana, la influencia chilota o la actividad agrícola tradicional conquisten a los turistas que buscan algo diferente a lo que se les ofrece en la actualidad y puedan acceder a algo nuevo y distinto”, explica el alcalde.

Para el edil de fresiano, el mejoramiento de la actual infraestructura que conecta a Fresia con la Ruta 5 Sur es clave para mejorar la competitividad como comuna y, que de paso ayudaría a mejorar la calidad de vida de la población local. “Este camino se potencia completando su asfaltado y aumentando el standard, con que el Ministerio de Obras Públicas realiza además, trabajos de mantención periódica y de calidad, con que se establezca una denominación oficial como Ruta Camino Real que además, tenga señalética con características propias”, señala el alcalde Guarda.

Además, los emprendedores del Camino Real están siendo apoyado por un Proyecto de Corfo en las 7 comunas donde pasa el histórico camino. “Es un camino que ha sido recorrido por diferentes etnias y pueblos que forman parte de nuestra historia y raíces”, explica el director regional de Corfo, Adolfo Alvial, en una entrevista a Canal 13.

La Municipalidad de Fresia ha incorporado el Camino Real como parte del contenido educativo en sus escuelas. Recientemente, la Escuela San Andrés de Tegualda, celebró el año nuevo Huilliche con una representación de la época realizada por  los  mismo  estudiantes.

EMPRENDEDORES RECUPERAN LA MEMORIA HISTÓRICA DE FRESIA

Batallas entre españoles y chilenos, el legado con los pueblos originarios de esta zona y parte de la colonización alemana son algunos de las historias que un grupo de emprendedores de Fresia ha decidido recuperar de la mano del turismo rural e histórico. Este camino es testigo de los inicios de Chile como república independiente hasta inicios del siglo XX.

Nacen los emprendedores que conviven a lo largo y ancho de este territorio del camino Real, sin desaprovechar las oportunidades que esta nueva potencia turística social les da. Son mujeres y hombres que supieron abrirse paso con astucia, destreza y abnegación, y que vieron en este camino una ruta llena de oportunidades, esperanza y buen futuro.

Puerto a Puerto Converso con algunos de estos emprendedores.

Sabores de mi jardín.

Con la confianza de que todo emprendimiento cercano al camino real puede ser interesante a los turistas decidí participar en la corporación de turismo de Fresia donde posteriormente nos integramos al nodo territorio Camino Real, nos comenta Aida Hettich Woenckhaus, quien luego enfatiza “Creo puede llegar a ser una ruta muy entretenida y con una oferta distinta a lo que se ofrece tradicionalmente”. Elaboramos mermeladas de frutas producidas en los campos, en forma silvestre, además se elaboran jarabe de frambuesa, jugo de arándanos concentrado sin azúcar, algunas conservas de frutas y vinagre.  En cuanto al manjar; se hace con leche de vacas jersey libres de enfermedades controladas por el sag. Visitenos en www.saboresdemijardin.cl

 Hoy orgullosos abren sus puertas para ofrecer un sin número de productos que la madre naturaleza les da: Quesos, mermeladas, artesanía, tejidos, hospedajes, agroturismo, trekking, gastronomía típica,  cada uno ubicados estratégicamente con vías de acceso claramente detalladas, para que los futuros visitantes pudieran tener accesos sin mayores dificultades, y que permitiera  a estos disfrutar de todo cuanto la naturaleza brindará en su andar.

DELICIAS DE FRESIA PATAGONIA

Soraya Álvarez no quiso emigrar del campo por la crisis lechera y como se dice, de la crisis nacen oportunidades, y este fué el caso para esta emprendedora fresiana, que actualmente es reconocida por la producción de mermeladas con “Delicias de Fresia Patagonia”. “El 2006 obtuvimos la resolución sanitaria y mis productos están orientados a un cliente de élite en el mercado nacional, para el consumidor informado que quiere comer algo sano, natural y que tiene una historia”, explica esta emprendedora que se ha capacitado en Ferias de Innovación en Estados Unidos e Italia. Para Álvarez, el Camino Real es la historia de sus antepasados.

 CHOZA MAPUCHE HUILLICHE

Cecilia Bahamondes y Marcos Caipillán nos reciben en su choza en la localidad de Pichimaule y alrededor de una fogata nos cuentan de su emprendimiento “Huilli Cutral – Fuegos del Sur”, donde muestran la choza y los elementos característicos de la cultura mapuche-huilliche. Cabe destacar que Cecilia y Marcos llevan el mismo estilo de vida de sus antepasados. “Me siento muy contenta, porque desde que comenzamo a rescatar nuestras costumbres y nuestra lengua esto ha tenido diferentes procesos y hoy estoy muy contenta por pertenecer a esta cultura”, explica cecilia. Por su parte Marcos ha incorporado la música originaria mapuche a este emprendimiento. Nosotros hemos difundido nuestra cultura a través del canto durante años haciendo música mapuche huilliche en la zona de Osorno y Chiloé”, señala Marcos, que ahora desarrolla este talento en la choza con instrumentos musicales autóctonos huilliches.

REFUGIO DEL SARAO

En el sector de Pato Llico nos recibe María Eugenia Reuter, quién administra el Refugio del Sarao, también ubicado en la comuna de Fresia. Reuter explica  que tras la crisis lechera que afectó a la zona decidieron cambiar completamente de rubro y emprendió en el ámbito del turismo rural en plena cordillera de la costa el año 2001. “Queríamos explotar el campo turísticamente y comenzamos a construir una cabaña junto al campo agrícola hace 16 años”, señala Eugenia Reuter. Esta emprendedora además cultiva todo tipo de verduras, donde destacan las lechugas y tomates que también forman parte de la experiencia de los visitantes a las cabañas. Ofrecen los servicios de saunas, tinas de relajación y trekking. Además, Reuter se adjudicó un proyecto de extensión Forestal de CONAF para implementar un sendero con miradores a la majestuosidad de la Cordillera del Sarao. “Lo que hicimos fue un sendero en un bosque nativo de 700 años. Hay una gran diversidad de árboles nativos, flora y fauna”. El sector donde están ubicadas las cabañas es un mirador de aves. Para María Eugenia Reuter, “el Camino Real va a ser de trascendental para las familias que están en este camino. Nosotros tenemos cultura e historia y hay un porcentaje importante de turistas que si le interesan estos temas”.

ALPACAS EN EL SUR

Ignacio Molina y Bonni Carryer se conocieron en Argelia en los años 70, Molina, trabajador de ODEPA salió exiliado de Chile por el Golpe de Estado, y Carryer de profesión traductora. Tras conocerse en este país árabe siguen juntos hasta nuestros días. La pareja decidió radicarse en Chile a fines de los 80, ahí fue donde compraron un fundo de 170 hectáreas en Tegualda, cerca de Fresia. Comenzaron trabajando con las lecheras, pero tras la crisis de este sector productivo se dedicaron a la crianza de vacunos y alpacas, este emprendimiento es conocido como el Taller de la Donna. Esta pareja concuerda en que el Camino Real aumentará el turismo de la mano de la recuperación de tradiciones ancestrales del sur de Chile.

LA HOSTAL DE MARYMAR  DE LLICO  BAJO

Apoyada por Indap, la emprendedora fresiana Ruth Muñoz levantó su hostal y restaurant en el sector de Llico Bajo. “Me dedico al turismo rural hace unos 10 años y entrego el servicio de hospedaje y servicio de restaurante”, señala Muñoz. Este es un sector que queda bastante alejado de la zona urbana de Fresia, debido a esto, Ruth Muñoz explica que su emprendimiento tiene alto flujo de visitas solo en el verano. “durante el invierno caen las ventas pero mi temporada alta va de diciembre a febrero”, explica Muñoz.

NUEVAS OPORTUNIDADES DE EMPRENDIMIENTO

El encargado de fomento productivo de la comuna de Fresia, Ariel Assad, cuenta que este proyecto fue una iniciativa municipal que pretende generar un desarrollo transversal de las distintas áreas económicas presentes en Fresia con eje en el turismo. “Iniciamos un proceso para buscar iniciativas asociadas a la identidad junto a emprendedores que se destacarán dentro de distintos sectores de la comuna y que tuvieran un alto potencial para formar circuitos turísticos, centrado en el histórico Camino Real por los acontecimientos históricos y culturales. Junto a la evaluación de impacto sobre los mercados objetivos asociados al turismo cultural y el agroturismo”.

Assad explica que se diseñaron tres sub rutas asociadas al Camino Real, que pasa por los sectores de Polizones y Beatas en Fresia. La ruta norte que inicia con el Sector de Pichimaule en la Localidad de Tegualda, pasando por Casa Quemada, Batalla del Toro, Polizones y Fresia. La ruta Centro inicia en la zona urbana de Fresia y recorre los sectores del Jardín, la Araña y Ñapeco. La Ruta Sur une Fresia, Parga, Pato Llico, Río Blanco, Maichihue y Llico Bajo. “Hoy la Comuna busca fortalecer el trabajo junto a las comunas colindantes y que son parte del Camino Real, ya que uno de los logros o el más importante durante la Ejecución de un Nodo de Corfo fue la creación en el año 2016 de la Corporación Territorio Camino Real, el cual se encuentra trabajando la creación de futuras rutas de turismo, su comercialización y Marketing”, concluye Assad.

EL FUTURO DEL CAMINO REAL

No cabe duda que la inversión público privada es clave para este tipo de emprendimientos, especialmente del apoyo del Estado en una zona que estaba rezagada del resto de la región. Además, muchos de los emprendimientos surgieron producto de la crisis lechera que obligó a muchos a cambiar de rubro para entregar bienestar a sus familias.

 

Compartir

Deja un comentario