La amenaza de la guerra comercial y sus posibles efectos en el transporte marítimo de contenedores

La amenaza de la guerra comercial y sus posibles efectos en el transporte marítimo de contenedores

La primera lista de 818 productos chinos, por un valor aproximado de US$34.000 millones, están programados para ser recogidos por la Aduana de los EE. UU. A partir de este viernes 6 de julio. Actualmente se está revisando una segunda lista de 284 productos recientemente recomendados que implican otros US$16.000 millones, mientras que existen amenazas de aranceles adicionales en hasta por US$400.000 millones de bienes, en respuesta a las represalias chinas.

Comercio transpacífico de contenedores

La última edición de Container Forecaster analiza tres posibles escenarios para el comercio transpacífico de contenedores hacia el este, basados ??en la intensidad de una guerra comercial, que van desde aranceles de US$50.000 millones a US$450.000 millones que se aplican a las importaciones chinas.

En el peor de los casos, Drewry calcula que se podrían perder hasta 1,8 millones de TEUs, o casi el 1% del tráfico mundial embarcado en el mercado durante un período de tiempo. Tal como están las cosas, el impacto de las dos listas iniciales de productos chinos por sí sola sería relativamente insignificante con solo alrededor de 200.000 TEUs.

La investigación de Drewry muestra que las listas revisadas anunciadas el 15 de junio tenían una gran importancia para los productos industriales, mientras que también estaban disponibles para otros socios comerciales. China solo exportó aproximadamente el 13% de la primera lista de productos a los EE. UU. en 2017 y alrededor del 8% de los productos en la segunda lista.

“Con otras opciones de abastecimiento disponibles, los aumentos de tarifas en los productos chinos en estas listas de productos iniciales muy probablemente crearán una pequeña cantidad de desvíos comerciales y aumentarán las perspectivas de otros socios exportadores de los EE. UU.”, aseguró Heaney.

“La actual amenaza para la demanda de contenedores es relativamente baja, incluso cuando se consideran medidas de ojo por ojo y disputas con otros socios comerciales, pero existe claramente la posibilidad de que las cosas se vuelvan mucho más oscuras si se reciben aranceles adicionales”, indicó además Heaney, quien mencionó que “Tal vez, el mayor riesgo es la imprevisibilidad de todo y el potencial golpe a la confianza que le daría a la economía mundial, justo cuando ésta parece estar encontrando sus pies”.

Las disputas comerciales roban el brillo al fuerte crecimiento de la demanda observada en los primeros meses de 2018, impulsada por la aceleración de la economía mundial.

Nueva fórmula de pronóstico

A partir de este informe, Drewry está utilizando una técnica de previsión de demanda rediseñada, bajo la dirección del nuevo economista cuantitativo senior, Mario Moreno. El modelo mejorado ahora permite a la consultora presentar pronósticos de demanda a cinco años para el desempeño portuario global, regional y de las rutas comerciales seleccionadas dentro de cada informe trimestral.

Además, Drewry ha actualizado su previsión de demanda para los próximos dos años a 6,5% y 5,8% respectivamente.

También se marcó una mejora en las perspectivas de crecimiento de la flota para este año después de sorprendentemente bajo número de desguaces. Sin embargo, el crecimiento anticipado de la oferta del 5,4% está por debajo del aumento revisado de la demanda, lo que respaldará el continuo reequilibrio entre la oferta y la demanda.

“Habrá algún beneficio para los operadores este año en la forma de una mayor demanda y una mejora lenta en la oferta-demanda, pero mucho más dolor”, aseguró Heaney. “La escalada de los precios de los combustibles nos ha llevado a recortar el pronóstico de rentabilidad de la industria para alcanzar el punto de equilibrio y, aunque se espera que las tarifas de transporte aumenten modestamente en segundo semestre de 2018, no será suficiente para cambiar las cosas. De alguna manera, la demanda boyante es un problema para los operadores en este momento, ya que cada contenedor adicional enviado a pérdida solo amplifica el déficit”.

Compartir

Comentarios cerrados.