Estudio analiza impacto del comercio de cultivos en China

Estudio analiza impacto del comercio de cultivos en China

Un estudio publicado recientemente analiza por primera vez los impactos socioeconómicos y ambientales del comercio de cultivos en China.

En dicha investigación, científicos del Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Maryland utilizaron registros históricos para arrojar luz sobre políticas de sostenibilidad para equilibrar la demanda de alimentos, la producción de cultivos, el gasto comercial y la degradación ambiental asociada con la producción de alimentos en China.

China tiene el 22% de la población mundial pero solo el 7% de las tierras de cultivo mundiales, por lo que el desafío de alimentar a su población es cada vez complejo.

El fertilizante sintético de nitrógeno se ha utilizado intensamente para aumentar los rendimientos de los cultivos en China, pero se ha perdido más del 60%, causando graves problemas ambientales como la contaminación del aire, la eutrofización de lagos y ríos y la degradación del suelo.

"Es fundamental comprender y cuantificar las compensaciones del uso del comercio internacional como una de las estrategias para resolver la demanda de alimentos y los desafíos ambientales", indicó el coautor del estudio, Xin Zhang, del Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Maryland.

"La falta de enfoques sistemáticos para evaluar los impactos del comercio en la sostenibilidad nos ha impedido comprender las sinergias y las compensaciones entre las diferentes preocupaciones ambientales y socioeconómicas relacionadas con el comercio y la producción de cultivos".

"Los costos económicos para aliviar las contaminaciones ambientales causadas por la producción de cultivos de exportación podrían ser comparables a los beneficios económicos que brinda el comercio", agregó coautor Guolin Yao.

Producción y Comercio

Centrándose en la producción y el comercio de cultivos de China durante 1986-2015, los científicos evaluaron los impactos del comercio desde varias perspectivas, incluidas las ambientales (como la contaminación por nitrógeno y el uso de la tierra), sociales (por ejemplo, la autosuficiencia de cultivos para un país) y económicas (como el gasto comercial y el costo del daño ambiental).

Sus hallazgos muestran que las importaciones de cultivos pueden aliviar la contaminación por nitrógeno y la presión del uso de la tierra en China y el mundo, pero no sin agregar cargas ambientales a otros países y exponer la disponibilidad de alimentos de China a los riesgos del mercado internacional o las relaciones comerciales bilaterales inestables.

También descubrieron que los costos de daños ambientales de la contaminación por nitrógeno evitados al importar cultivos en China son menores que el gasto comercial actual, pero pueden alcanzarlo o superarlo a medida que se desarrolla la economía de China.

"Este documento propone nuevos conceptos de nitrógeno y tierra 'alternativos'. Si China tiene que producir cultivos importados en el país, ¿cuántos nutrientes y tierra se necesitan? Dado que la eficiencia en el uso de nitrógeno y el rendimiento de los cultivos es generalmente menor en China que en los países con mejores condiciones tecnológicas o entornos más favorables, la reasignación de la producción en esos países puede proporcionar alivio al medio ambiente en China y el mundo", afirmó Zhang.

"El comercio internacional de alimentos podría mitigar la degradación ambiental mediante la coordinación de la oferta y la demanda mundial de alimentos".

Globalización de Comercio

La globalización del comercio de alimentos puede ayudar a aliviar la presión del aumento de la demanda de alimentos y la posterior contaminación por nitrógeno, y una cartera de comercio de cultivos diversa y cuidadosamente diseñada puede proteger a un país contra las interrupciones locales y las deficiencias en la producción.

Actualmente, el 23% de los alimentos producidos para el consumo humano se comercializan internacionalmente, y tienden a fluir de regiones con alta eficiencia de producción a regiones menos eficientes.

"No solo estamos evaluando lo que sucedió en los últimos 30 años, sino también cuáles son los potenciales de China para aliviar la contaminación por nitrógeno con el ajuste de su cartera comercial", explicaron. "Descubrimos que tales potenciales son menores pero comparables a los potenciales de mitigación de nitrógeno al mejorar las tecnologías y prácticas para el manejo de nutrientes".

Fuente: https://www.portalfruticola.com