“Plaza de Bolsillo”; destaca como proyecto de alianza público-privada para la capital regional

“Plaza de Bolsillo”; destaca como proyecto de alianza público-privada para la capital regional

Según estadísticas de la Organización Mundial de Salud (OMS), actualmente y por primera vez en la historia, más del 50% de la población mundial se encuentra viviendo en zonas urbanas. Y para 2050, se espera que más del 70% de la población mundial viva en pueblos y ciudades. Es que el vertiginoso aumento de las ciudades en un fenómeno en constante extensión en el mundo, una realidad que en nuestro país se ha evidenciado en los últimos años empujando los límites urbanos de las ciudades hasta más allá de sus márgenes originales.

El crecimiento por extensión ha dejado al descubierto las enormes falencias que afectan a las ciudades al momento de su planificación urbana.
El crecimiento demográfico que ha experimentado nuestro país en las últimas décadas ha impactado proporcionalmente en el crecimiento extensivo de sus principales urbes. Según cifras del Estudio de Entorno Urbano, realizado por la Gerencia de Estudios de la CChC (2018), Puerto Montt ha triplicado su tamaño en los últimos 50 años. En los últimos 15 años su población creció más del 50% a una taza de 4% anual alcanzando 290 mil habitantes, con un total de 75 mil viviendas y crecimiento en varios focos fuera del límite urbano y zonas normadas por el PRC (Plan regulador comunal).

En ese contexto, las cifras resultan bastante categóricas, según estimaciones de la Gerencia de Estudios basadas en permisos de edificación y datos del Censo 2017, durante los próximos 5 años, Puerto Montt necesitará construir al menos 10.850 unidades nuevas de vivienda, para por una parte suplir la demanda por crecimiento poblacional y migración, y por otro lado dar solución al déficit habitacional actual. Al respecto y sobre la planificación del crecimiento de Puerto Montt, el Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción sede Puerto Montt, Fernando González, expone que hoy se está analizando la posibilidad de un crecimiento que de alguna manera incorpore el crecimiento por extensión y también la densidad a través de una “media densidad”, concepto que se traduce en poder empezar a habitar las áreas pericéntricas o el centro de la ciudad con edificios de mediana altura, no torres, ojalá próximas a las arterias estructurantes de la ciudad, a los colectores y vías importantes, cercanas a sistemas de transportes y a los servicios, explica.

González reflexiona que como muchas otras ciudades del país, la capital regional ha crecido con una muy baja densidad, captando el máximo de suelo en post de dar soluciones de vivienda a las personas y esto ha traído consigo una serie de problemáticas en torno a un déficit en cuanto a infraestructura, conectividad, medios de transporte, carreteras, puentes, calles con iluminación, y con servicios básicos como el agua potable y el alcantarillado. Y si bien, la prioridad ha sido dar respuesta a estas nuevas demandas producto del crecimiento de la ciudad, esto ha contribuido a postergar de alguna manera la posibilidad de construir espacios públicos, como áreas verdes, que definitivamente, tienen un impacto, no solo en el arreglo de los entornos urbanos, sino en mejorar directamente la calidad de vida de los habitantes, enfatiza el líder gremial.

Según el Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) 2019,) estudio elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica de Chile (UC), cuya finalidad es definir un ranking de ciudades y localizarlas en ramos superiores, intermedios o inferiores a través de un testeo que mide el desarrollo y calidad de vida de las ciudades de Chile, Puerto Montt se ubicó en el lugar 14 de capitales regionales y en el lugar 26 como ciudad intermedia. Las dimensiones que contempla el estudio son condiciones laborales, ambiente de negocios, condiciones socio culturales, conectividad y movilidad, salud y medio ambiente, vivienda y entorno. Puerto Montt ha presentado avances significativos en casi todas estas dimensiones salvo vivienda y entorno.

Para el dirigente de la CChC sede Puerto Montt, sin lugar a dudas, invertir en espacios públicos, en plazas, en parques, en espacios de entretenimiento donde la familia tenga un lugar donde poder construir vida urbana; es imprescindible. Lamentablemente los espacios públicos que tenemos en nuestra ciudad están desprolijos sin mantención y muchos de ellos están capturados por la delincuencia, en consecuencia es necesario salir a la calle e invertir en espacio público y alternativas verdes, advierte.

Desde la Carrera de Arquitectura de la Universidad San Sebastián sede De La Patagonia, su director Drago Vodanovic apunta a que es necesario hacerse cargo de los desafíos que plantea el ordenamiento urbano y dar respuesta a ellos. Esto tiene que ver con la implementación (o
aceleración de ésta) de los diferentes elementos de lo público (espacio, bulevares peatonales, ciclovías, parques urbanos, plazas, etc.) de manera equilibrada y democrática, potenciando y vitalizando el centro de la ciudad, equipando los diferentes subcentros y barrios de la urbe.

Permitiendo disminuir tiempos de transporte vehicular, facilitando el acceso a equipamientos fundamentales a distancias peatonales de las viviendas, potenciando el transporte público y desarrollando otros modos de transporte (bicicletas, peatón, trenes ligeros, etc.). “El futuro de las ciudades exigirá por un lado ser muy verde y por otro, altamente peatonalizado y con acento en equipamientos y espacios públicos” subraya el profesional de la USS.

El desafío de una ciudad verde con identidad y sello porteño 

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo ha asumido el desafío de desarrollar y proponer un Política Nacional de Parques Urbanos Públicos.
Desde la Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de Los Lagos fundamentan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea un estándar internacional de 9 m2 de área verde por habitante. Sin embargo, según datos del Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano SIEDU INE, en las ciudades de la Región de Los Lagos las comunas pertenecientes a las grandes áreas metropolitanas son las que presentan mejor desempeño en términos de superficie de área verde por habitante, alcanzando un promedio de 5,48 m2 por habitante. En este sentido, destacan Puerto Montt con 5,53 m2 por habitante y Osorno con 12,57 m2 por habitante, las cuales se encuentran sobre la media.

A nivel regional trabajan en una serie de proyectos que cuentan con el apoyo del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, con más de 52 hectáreas de parques en 5 comunas de la Región, con miras a disminuir el déficit de áreas verdes y construir ciudades más humanas, a través de “pulmones verdes” que ayuden a mejorar la salud y calidad de vida de las familias. Estos proyectos son los siguientes:

1) Parque Metropolitano de Puerto Montt. Superficie: 4.28 Hectáreas

2) Parque Costanera de Puerto Montt (Proyecto Emblemático). Superficie: 9,3 Hectáreas,

3) Parque Río Negro de Alerce-Puerto Montt. Superficie: 8,26 Hectáreas

4) Parque Alberto Hott, comuna de Osorno. Superficie: 13,6 Hectáreas

5) Parque La Toma, comuna de Rio Negro. Superficie: 3,0 Hectáreas,

6) Parque Richter, comuna de Frutillar Superficie: 3,78 Hectáreas

7) Parque Metropolitano de Castro, comuna de Castro Superficie: 10.0 Hectáreas.

 

“Plazas Bolsillo” una mirada integradora en el espacio público

Actualmente la Cámara Chilena de la Construcción de Puerto Montt está liderando junto a diversos actores sociales, públicos y privados la recuperación de espacios públicos en el sector de Pichi Pelluco de Puerto Montt a través del proyecto “Plaza Bolsillo”.

El presidente de la CChC de Puerto Montt, Fernando González entregó a Puerto a Puerto detalles del proyecto; explica que siempre han promovido y participado en iniciativas conjuntas en pos de la recuperación de espacios públicos y con ese espíritu nace “Plaza Bolsillo” junto a la Universidad San Sebastián sede De La Patagonia y su taller de práctica. Se invitó a participar al Municipio de Puerto Montt, la Cámara de Comercio local, el Minvu y las juntas de vecinos del sector de Pichi Pelluco, esperando sumar en esta iniciativa al Ministerio de Obras Públicas.

En ese contexto, González plantea que la ciudad se diseña entre todos, hoy en día la comunidad es parte importante en la toma de decisiones y para que el desarrollo urbanístico de una ciudad sea exitoso y sea sostenible; es importante incorporar desde el día número uno lo que quieren las personas para su cuidad, garantizando la participación ciudadana.

Al respecto el Presidente de la Junta de Vecinos Pichi Pelluco de Puerto Montt, Rudy Torres, valoró el Proyecto “Plaza Bolsillo”, como tremendamente positivo al incorporar la opinión y el acompañamiento de las organizaciones sociales en la participación activa de estos proyectos, que benefician a la comunidad y sus entornos.

El presidente de la CChC, sede Puerto Montt, expone que “Plaza Bolsillo” tiene por objetivo transformar un sitio eriazo de la ciudad, en un espacio de aporte donde puedan confluir la comunidad y las familias. Puerto Montt cuenta con una cantidad innumerable de sitios eriazos, siendo uno de los más característicos y jerárquicos, las bases de viaducto que conecta la zona alta con la zona baja de la ciudad. “Ya hemos visto algunas propuestas y de Plaza de Bolsillo, se transformó en un Parque de Bolsillo más amplio, son cerca de tres hectáreas que estamos interviniendo como proyecto Parque, que se está planteando en tres zonas, una muy natural, una lúdica y una deportiva, pues cada zona tiene un equipamiento diferenciado” describe el líder gremial.

Agrega que el proyecto está en nivel de masterplan, se han realizado reuniones de planificación mensualmente, para armarlo técnicamente durante el primer semestre académico y en el segundo semestre de 2019 desarrollarlo más para concretar la construcción. Se trata de un proyecto muy ambicioso con la posibilidad de convertirse en un enlace, una articulación con otras áreas verdes de la ciudad como el Parque de la Laguna en la zona alta y quizás armar un circuito de parques que nazcan desde las terrazas superiores hasta llegar a la base de la ciudad bajo el concepto de un Puerto Montt “Verde”, que tiene mucho que ver con los proyectos de Parques que ha anunciado la Seremía de Vivienda y Urbanismo.

En ese contexto, el seremi de Vivienda y Urbanismo en Los Lagos, Rodrigo Wainraihgt señala que tuvieron la oportunidad de conocer esta iniciativa hace algunas semanas de parte del propio Presidente de la CChC, Puerto Montt, Fernando González, y que les pareció un proyecto muy interesante, porque permitirá aprovechar aquel espacio de una mejor manera. Como Ministerio
de Vivienda y Urbanismo, iniciativas de este tipo forman parte de nuestras políticas públicas regulares, siendo el mejor ejemplo de ello el programa Quiero mi Barrio que permite recuperar espacios públicos a través de obras urbanas y sociales que nacen precisamente de la vinculación con los municipios y las comunidades representadas a través de un Consejo Vecinal de Desarrollo.

Y agregó que precisamente este año están comenzando a implementar este programa en el Barrio Pichi Pelluco, por un monto de inversión de 900 millones de pesos, cuyo perímetro de intervención beneficiará a más de 1.500 familias y será colindante con el terreno donde se emplazará esta “Plaza de Bolsillo”.

En palabras del Director de la Carrera de Arquitectura de la Universidad San Sebastian sede De La Patagonia, Drago Vodanovic, este proyecto colaborativo, que han iniciado con la Cámara Chilena de la Construcción sede Puerto Montt, la Cámara de Comercio, la Municipalidad de Puerto Montt y las juntas de vecinos aledañas al viaducto de Presidente Ibañez (en su tramo de descenso y llegada), busca proponer una nueva mirada de lo que podrían ser los espacios residuales que ha dejado la mega obra vial del viaducto. Esta obra civil, de envergadura casi titánica, ha dejado en su espacio inferior una serie de retazos de terreno que hoy no tienen un sentido ni uso para la ciudadanía, y lo que buscaremos es entenderlos como un potencial de espacio público, un potencial parque urbano o sistema de plazas públicas que permitan brindar acceso a espacios de calidad para los barrios que viven junto al viaducto, pero que no lo viven desde el automóvil, sino que lo viven como vecinos, como habitantes a quienes se les ha dejado un tremendo espacio e infraestructura para usos ajenos. “Nuestra participación está relacionada al diseño de una propuesta, que tendrá la participación de la multiplicidad de agentes que hemos mencionado, junto con otros que estimamos se podrán ir sumando en el proceso”, concluye el académico.

Autor: María Paz Parra, periodista.