Palena, el tesoro mejor guardado de la Patagonia

Exclusivo Turismo

La vida transcurre pausadamente en esta localidad patagónica, sin duda uno de los rincones mejor guardados de esta prodigiosa tierra.

De Alto Palena pueden decirse muchas cosas, podríamos escribir sobre la majestuosidad de las montañas que resguardan este valle cordillerano, contando con cumbres por sobre los dos mil metros de escarpadas murallas de granito, que sin duda representan un atractivo desafío para montañistas. También está el rio homónimo, un gigante que se desparrama desde el mítico lago Palena (otro atractivo imperdible) hasta las tortuosas costas occidentales del sur austral chileno. Que decir de sus valles, California, el Azul, Tigre, El Malito, El Diablo y tantos otros, surcados por prístinos ríos de aguas de tonalidades que van desde los profundamente celestes a los gélidos grises.

Sin duda muchas cosas podríamos escribir sobre la naturaleza y su entorno, no obstante, el principal y más destacado valor de este lugar es su gente, con sus modales pausados y afectuosos, con mate y cordero, herederos de una cultura fundamentada en los valores de los pioneros; tesón, persistencia, valentía y honor… aquí la palabra aún vale.

Alto Palena pueblo (un lugar único en Chile)

Inserto en la Patagonia chilena, 360 kilómetros al sur de Puerto Montt y a 403 kilómetros al norte de Coyhaique, cercano a la frontera y al Paso Internacional río Encuentro, este pueblo fundado en el mes de Febrero de 1929, -pero cuya ocupación se remonta un par de lustros antes de aquella fecha- fue fruto de la persistencia de los primeros colonos chilenos que se asentaron en la zona, motivados por un litigio limítrofe que los obligó a dejar las onduladas pampas y el clima más benigno del surco oriental de los Andes, para internarse en un territorio tan desgarrador en bellezas como exigente en la supervivencia.

El aire impregnado de fragancias y también de sosiego, invitan a sentarse en su amplia plaza de antigua arbolada. Este es el centro cívico del pueblo, que no supera los dos mil habitantes. En torno a ella están asentados los Carabineros, la municipalidad con su Centro de Atención de Visitantes y el Banco Estado; prolijamente limpia e iluminada es el reflejo fiel de todo el pueblo. Un par de automóviles que se desplazan con sigilo, unos amigos que conversan animadamente, el cantar de un gallo, el ladrido pausado de un perro… el tiempo parece congelarse en este rincón único de Chile donde la cultura gaucha se respira en el humo del asado de cordero, entre mates, caballos y troperos.

Desde la plaza es posible realizar varios paseos cercanos sin otro requisito que las ganas de caminar, relajarse y disfrutar de alguno de sus múltiples miradores en los cerros La Cruz, La Virgen o cerro La Bandera, este último un lugar con una historia digna de contar

El guardián del cerro de la bandera:  Héctor Casanova también es conocido como el hombre de La bandera, por la rutina que tiene de cambiar el emblema patrio del cerro homónimo en la comuna cordillerana, hace ya 32 años.

“El año 1988 andábamos con un grupo de amigos en el cerro, siempre íbamos a cazar pájaros y liebres para ese lado, ya existía un mástil, pero estaba sin bandera así que conversando con mis amigos en una ocasión que subimos, les dije que le pidiéramos una bandera a la municipalidad y la cambiábamos la semana siguiente. Esta iniciativa fue apoyada, y desde ese entonces, y, hasta los días de hoy se puede ver flamear nuestra bandera.

Desde lo alto del cerro se tiene una vista privilegiada de todo Palena y los valles adyacentes, además del rio, la laguna negra, la frontera y el Cordón montañoso que lo circunda. Sin duda un paseo imperdible que si bien implica subir un cerro de significativa elevación no tiene mayores dificultades técnicas que las ganas de caminar sin apuro, contemplando las bellezas de la cordillera.

El Trail de Palena

Héctor además es uno de los iniciadores del Trail que se realiza anualmente en esta comuna y que se ha convertido con el transcurrir de los años en una de las principales actividades veraniegas de la comuna.

“Siempre me ha gustado correr, desde hace muchos años. A veces si tenía que ir a un trabajo me iba corriendo, siempre andaba corriendo solo. Un día le dije a mi esposa, tengo ganas de salir a correr un trail, pero a competir con gente de mi edad, primero fui a correr a lago Ranco donde fui primero, después me prepare un poco y fui a Coyhaique y salí primero en mi categoría (sobre 50 años). Después de eso junto con más amigos con los que íbamos a correr se nos ocurrió realizar el trail acá” nos dice. Eso fue el año 2017; este año se corre la cuarta versión y el trail de Palena está entre las doce carreras oficiales de chile en esta modalidad. La actividad convoca anualmente a cerca de 300 competidores los que junto a sus familias o amigos atiborran los servicios hoteleros y turísticos de la comuna.

Turismo

Si bien el desarrollo turístico es aún insipiente, la calidad y cantidad de sus atractivos permiten anticipar un crecimiento sostenido de la actividad, hoy fundamentada en el desarrollo de una oferta ligada al turismo rural, de aventura y naturaleza. Para saber más al respecto nos reunimos con representantes de la Agrupación de turismo Alto Palena. Edgardo Moya, secretario de dicha agrupación nos comenta que “esta agrupación que acaba de cumplir un año ahora en el mes de mayo, surge por la necesidad de organizarse para la coordinación y cooperación de los actores turísticos de la comuna junto a la Municipalidad. Nos dimos cuenta de que había una necesidad de ordenar el tema turístico para subsanar algunas problemáticas que se nos presentaban a quienes somos prestadores de servicio en el área turística. Así fue como nos reunimos un par de personas para ver como abordamos estos temas. En principio el problema principal tenía que ver con la información, muchos de nosotros teníamos nuestros emprendimientos pero no había articulación por lo que no contábamos con información que nos permitiera direccionar el trabajo necesario para hacer crecer el turismo en la comuna”.

“Los turistas nos hacían preguntas sobre otros servicios y nosotros no sabíamos que más había en la comuna. La primera acción fue conocernos, saber qué hacía cada uno y poder complementarnos” señala el representante de esta agrupación que apuesta por el desarrollo de un turismo basado en los principios de sustentabilidad y remata señalando que “Intentamos ser la voz del mundo privado ante las autoridades”.

Alojamiento, alimentación, servicios y actividades

Alto Palena cuenta con servicios de alojamiento y restaurantes, un hospital de emergencias, estación de servicio y Carabineros. Distintos operadores turísticos ofrecen al visitante diversas alternativas para recorrer la zona, ya sea arriendos de bicicleta, trekking, cabalgatas, rafting y excursiones de pesca. Además, desde aquí, es posible cruzar a Argentina por el paso internacional Río Encuentro

La oferta de alojamiento está compuesta en su gran mayoría por cabañas y hospedajes. También es posible alojarse en casas de campo realizando actividades cotidianas como esquilar ovejas, ensillar caballos participar de la trilla de pasto, ver la fabricación de quesos, trabajar en el huerto o preparar un asado de cordero al palo en el fogón, actividades propias de la cultura gaucha y estilo de vida patagónicos.

Alto Palena tiene en su calendario dos fiestas populares que atraen muchos visitantes. Una es la semana aniversario en el mes de febrero, en la cual, además, se realiza el tradicional rodeo con vistas a la competencia nacional. Hay venta de artesanías y competencias deportivas, bajadas en balsa, paseos a caballo, etc. La elección de la reina de la comuna es muy esperada.

En el mes de noviembre se celebra la fiesta costumbrista donde toda la zona de influencia presenta demostraciones de comidas y juegos típicos.

Aventuras Imperdibles

Río Palena

En el río Palena, cristalino y caudaloso, las condiciones para la pesca deportiva son óptimas: un lugar de belleza escénica impresionante, buena infraestructura hotelera y especies como la trucha Arcoíris o el Salmón del Pacífico, que pueden ser capturados fácilmente en sus aguas. Méritos que hacen de éste, un lugar ideal para los amantes de la pesca recreativa.

Navegable en toda su extensión, permite exploración de aventura con pequeñas embarcaciones como balsas y kayaks.

Visitar la reserva Lago Palena, travesía que implica caminar o cabalgar desde el Valle El Azul por varios días visitando uno de los grandes lagos patagónicos menos explorados por el lado chileno.

Subir el cerro La Virgen, cerro La Cruz y cerro La Bandera para tener una vista panorámica de la ciudad.

Visitar el Valle del Azul, practicar pesca en sus cristalinas aguas y apreciar la belleza del Cerro Pico Moro.

Conocer el monumento “La Amistad” de la escultora chilena Francisca Cerda, el que simboliza la unión entre dos pueblos separados por un río y ubicado junto al puente binacional.

Conocer las localidades rurales de Valle California, El Malito, El Tigre, El Diablo, El Azul, el Aceite o río Encuentro.

Valle El Azul

El Azul es el sector rural más aislado de la comuna de Palena. A él, sólo se puede acceder a pie o a caballo. Su principal atractivo es el Cerro Pico Moro, cuyos pies esconden tesoros naturales como lagunas color turquesa, ríos y miradores. Este cerro es además un gran desafío para experimentados escaladores con sus más de 2 mil metros de altura.

Valle California Esta zona estuvo en una disputa territorial con Argentina por varios años hasta que en 1966 un decreto de la Reina Isabel II dividió el territorio. Muchas familias quedaron divididas por la frontera, sin embargo, no hubo conflictos territoriales y los lazos binacionales se fortalecieron. Junto al puente binacional se encuentra el monumento “La Amistad” de la escultora chilena Francisca Cerda, el que simboliza la unión entre dos pueblos separados por un río. Una réplica del mismo se encuentra en la Plaza Chile, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Sin duda muchas cosas se pueden escribir sobre las bellezas y atractivos de este lugar, quien quiera comprobarlo solo debe venir, la invitación está hecha.

Como llegar

Ubicada en la Patagonia chilena, Alto Palena es la comuna más austral de la Región de Los Lagos, localizada unos 1.350 km al sur de Santiago. Forma parte de la Cuenca del Palena-Queulat, un territorio inexplorado que reúne bosques muy verdes y cuencas de aguas muy puras.

Se llega a Alto Palena por la Carretera Austral. Son 360 kilómetros desde Puerto Montt (hacia el norte) y 403 kilómetros a Coyhaique (hacia el sur) con conexión en Villa Santa Lucía. Por avión, a su aeropuerto. También en vehículo o transporte público por el paso terrestre internacional Río Encuentro (Argentina).

POR EMILIO PINEDA

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *